Mery Sil Blog

Ciudad Mar de Cemento

Ciudad en donde el cemento impide ver donde empieza y donde termina. Ciudad infinita. Su peso de cemento en tu cabeza puede llegar a ahogarte y a sacarte el aire, hundiéndote hasta las aguas...

Share

Para que escribo

Si me preguntaran para que escribo, les diría que escribo para sanar las heridas del pasado que se mantienen vigentes mi presente. Si me preguntaran para que escribo, les diría que escribo para compartir...

Share

Basta para mi, basta para todos!

Y me cansé de esconderme cual villana en mi guarida Y decidí ser yo, quien cuente hasta 10 y salga a buscarte, Pues las escondidas nunca fueron mi juego preferido. Me vestí para el...

Share

BENDITOS CABLES A TIERRA

Vivo en un mundo en el que me resulta difícil mantener los pies en el suelo. Iba volando con mi luna y ahí apareciste, para hacerme volar aún más. Me quisiste llevar a naufragar...

Share

Mi familia de patos

Había una vez una familia de patos que se había ido a caminar a buscar una nueva laguna en la cual pudiesen nadar y refrescarse bajo el calor del sol de verano. La familia...

Share

El caballero de la armadura oxidada

Nos conocimos, yo deambulaba herida por el centro. Te ví y comenzamos a hablar. ¿Cómo poder olvidarlo? Estabas con tu armadura oxidada protegiéndote, como el típico caballero de época medieval. Nos entendimos al instante....

Share

Mi sombra

Tiempos en los que nos perdemos. Tiempos en los que solamente algunos volveremos a encontrarnos y otros no volveremos a vernos nunca pues no nos reconoceremos al soltarnos las manos y tampoco seremos los...

Share

Vendedores de Cristales

Nos conocimos en la calle. Él estaba trabajando. Nos pusimos a hablar y me parecía algo alocado. Estaba vendiendo unos cristales para ver la realidad y me ofreció uno. Le comenté que sólo tenía...

Share

Dos que se conocen

Voy caminando. La calle y las veredas están llenas de hojas. El otoño ha llegado. Amarillo y naranja cubren todo el escenario. De repente, se entromete entre los árboles una ráfaga de viento y...

Share

A mi pequeña niña

Y me fui caminando, y mientras caminaba mi sweater empezó a moverse de forma inesperada. Entonces, sin entender lo que pasaba, metí las manos en los bolsillos y en uno de ellos encontré a...

Share
Share
Share